segunda-feira, 27 de maio de 2013

ÍCONE MILAGROSO DA SANTÍSSIMA THEOTOKOS DE IVERON - "DE CELESTIAL FRAGRÂNCIA"



HISTÓRIA DO ÍCONE MILAGROSO DA SANTÍSSIMA THEOTOKOS DE IVERON
"DERRAMADOR DE AROMAS" - PROTETOR DA  RTOC

La Santísima Soberana Madre de Dios, innumerables veces, ha  prestado su auxilio a la gente de nuestra tierra, Ella ha fortalecido y dado su apoyo a muchos, en tiempos difíciles, especialmente en el periodo de duras pruebas y amargos tormentos por los autoridades ateas en la Santa Rus, cuando la Iglesia Verdadero-Ortodoxa fue obligada a pasar a la clandestinidad, en las catacumbas.

Cuando las débiles fuerzas humanas llegan a su fin, y cuando la cruz que se leva, cae a tierra por su propio peso,  solo entonces viene un inesperado socorro de lo Alto, cual ayuda a avanzar en el difícil camino de la salvación. Esta misma inesperada ayuda, hemos recibido, nosotros pecadores, de la Santísima Señora, en esta difícil y triste hora para la Santa Iglesia de Cristo.

Probablemente, a todos nos es conocido, el Icono Milagroso de Ivíron-Montreal, cual Derrama Myro. Muchos a través de él, han recibido curaciones, y gracias al Myro que era emanado del Icono, miles de personas han sido hechas participes de la gracia de la Reina Celestial.Este icono había viajado por todo el mundo, y solo, hasta ese momento, no había visitado la Rus. Esto afligía mucho al piadoso guardián del Icono Milagroso – el iconógrafo, Hermano José Muñoz, hijo espiritual del Santo Jerarca Leonty de Chile. Deseando que la gracia, emanada del Icono Milagroso de Ivíron toque nuestra santa tierra, el hermano José, por razón de un especial deseo personal, decidió donar a Rusia una copia de este icono. De esta manera, encargó una tabla, donde sería escrita la copia, en el mismo lugar, donde fue adquirida la del Icono Milagroso original. En ella, el hermano José incrustó partículas de las reliquias de cinco santos de Dios – La Monja Mártir y Gran Duquesa Elizabeth, los Santos Anárgiros Cosme y Damian, el Santo Mártir Trifón y el Santo Mártir Víctor. Luego el hermano José ha preparado sobre la superficie de esta peculiar tabla, una capa de gesso, doró el fondo, y con oración y devoción, comenzó su trabajo iconográfico. El hermano José escogió, para esta ocasión, los mejores los tintes. La labor fue difícil, pero sin embargo, fue finalizada con éxito. El hermano José depositó copia terminada, dentro del antiguo kiot(urna) del Icono Milagroso de Montreal, cual disponía para ese entonces, otro más costoso y lujoso, y comenzó a pensar, a quién entregaría este nuevo icono. Entonce, en la noche del 30 de Septiembre/12 de Agostode 1993, el iconógrafo vio en sueños a su padre espiritual - el Santo Jerarca Leonty de Chile, envuelto en un resplandor, con vestiduras episcopales y un báculo. Vladyka dijo que el icono debía ser entregado al pilar de la Verdadera Iglesia. Cuando el Hermano José preguntó acerca de quién era este hombre, el Santo Jerarca nombró al Arzobispo Lazar. También, Vladyka dijó que el nuevo icono sería cubierto de gloria por sus muchos milagros, y como una señal de que sus palabras no eran una ilusión, anuncio que el manto que cubría al Icono Milagroso de Ivíron caería al piso. Al despertar, el Hermano José inmediatamente se dirigió al Icono de Ivíron y vio el manto en el suelo. Esto ha sorprendido singularmente al Hermano José: pues, en la habitación, donde se guardaba icono, nunca había nadie. Entonces el Hermano José comprendió que éste sueño - era un signo del Reino Celestial y firmemente se apresuró a cumplir la voluntad de la Madrede Dios, transmitida a él por el Santo Jerarca Leonty. Luego de tan solo 6 días, en la vísperas de Festividad de la Transfiguración del Señor, la piadosa feligresa Elena Sergeyevna Navarr-Golitsina, por petición del Hermano José, arribó a Moscú para entregar la copia de Icono de Ivíron al Arzobispo Lazar.

La noche anterior a su partida a Rusia, la copia reposó, faz contra faz, sobre el Icono Milagroso, luego fue puesto dentro de la funda del Icono de Montreal, y dentro de ella,  el 18/31 de Agosto, por la Misericordia de Dios, fue entregado al Primer Jerarca de la Iglesia Verdadero-Ortodoxo Rusa (la Iglesia en las Catacumbas), Vladyka Lazar (Zhurbenko) de Odesa. Junto con el Icono, fue entregado un algodón con el myro fragante del Icono Milagroso y parte de las vestimentas del Santo Jerarca Juan (Maxímovitch) de Shangai (N. del A: es significativo que la decisión acerca de la organización del Sínodo Jerárquico de la Iglesia Verdadero-Ortodoxa Rusa ha coincidido con la fecha conmemorativa de San Juan, de cuya vida se conoce, que ha compadecido de la Perseguida Iglesia Verdadero-Ortodoxa en las Catacumbas, que se encontraba en la Patria). Todas estas invaluables reliquias fueron llevadas a Odessa, y fueron, con gran regocijo, recibidas por el Starets-Arzobispo Lazar y los feligreses del templo catedralicio del Santo y Justo Juan de Kronstadt, de la Iglesia Verdadero-Ortodoxa Rusa, donde ahora se guarda esta preciosa reliquia. En todos estos años, los Akathistos a la Madre de Dios, han sido regularmente leídos ante el Icono Milagroso de Ivíron “De Buen Aroma” en el templo del Santo y Justo Juan de Kronstadt. Y las almas de los fieles cristianos verdadero-ortodoxos son saciadas por la alegría de saber, que la SoberanaSeñora no nos ha abandonado a nosotros pecadores, en los días difíciles, y firmemente, creemos que transitamos por el correcto camino, que conduce a la salvación.


Una especial providencia y cuidado de Dios, hacia nuestra Santa Iglesia Verdadero-Ortodoxa Rusa, tanto como el significado de la visión del Hermano José, han sido revelados, luego de su muerte de mártir y la misteriosa desaparición del icono original de la Madre de Dios de Ivíron "De Montreal", que Derrama Myro, y cuando el Icono Milagroso de Odesa de la Madre de Dios de Ivíron “De Buen Aroma” se quedara solo. Pues se hizo especialmente evidente que, luego de la "misteriosa desaparición” de la mismísima Iglesia Rusa en el Extranjero (en donde este Icono Milagroso ha aparecido),  la antorcha de la Fe e Iglesia Verdadera Ortodoxa, se había traslado de regreso a la patria, en la Santa Rus, a la Iglesia Verdadero-Ortodoxa en las Catacumbas, que por la Providencia Divina, era liderada entonces, por el Starets-Arzobispo Lazar de Odesa.


¡Cuan Maravillosas son tus Obras, oh Señor! ¡Santísima Soberana Madre de Dios, ten piedad de nosotros, y sálvanos!


Traducción: Presbítero Siluán Dignac 



Nenhum comentário:

Postar um comentário